A partir del 1º de enero de 2010 comenzó a regir la ordenanza Nº 1189, mediante la cual se prohíbe el uso de bolsas de polietileno. El objetivo de esta disposición es regular el uso de bolsas que contaminan en gran medida el medio ambiente.
General Cabrera genera más de 1.270.000 bolsas anuales que tardan más de 150 años en degradarse. ¿A dónde van a parar tantas bolsas? Generalmente las vemos volando, estancadas en los cordones de las veredas o enganchadas en los árboles.
Es el compromiso de cada uno de los cabrerenses, especialmente de los comerciantes, poner en práctica el uso responsable de las bolsas de polietileno, de manera tal que la ordenanza Nº 1189 se cumpla.
Como ciudadanos podemos aportar utilizando bolsas degradables, bolsos de telas, carritos de compras, cajas, o cualquier otro elemento que pueda ser reutilizable o biodegradables.
El resultado de adquirir este nuevo hábito será no sólo el cuidado del medio ambiente sino también el de la ciudad.