El municipio viene implementando desde algún tiempo como es de conocimiento de toda la ciudad el programa de reciclado, separando plástico y vidrio en canastos ubicados en distintos puntos del ejido, en donde los vecinos depositan los envases desechables. Este año se incorporó el metal.

En el día de hoy se entregó el primer cargamento  de fardos de botellas de plástico recicladas, que se recolectan de los canastos de separación, a la empresa Desarrollos Sustentables S.R.L, de Córdoba capital, con la que se trabajará de ahora en adelante para completar el programa y de esta forma no acumular estos envases en el depósito existente, logrando que sean reutilizados.